Redes 5G: con la presencia de Santiago Cafiero y Sergio Massa, el Gobierno hizo una muestra en el país de esta nueva generación de conectividad móvil

0
74
TWSJ

8

Un primer, embrionario, acercamiento a la tecnología 5G, la quinta generación de conectividad inalámbrica para dispositivos móviles. Apenas eso, en términos de expectativa, fue lo que presentó el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Fue la inauguración oficial de las pruebas y demostraciones de la tecnología para conexiones de banda ancha móvil en la Argentina.5G, CÁNCER Y CORONAVIRUS: MITOS Y VERDADES SOBRE SU IMPACTO EN LA SALUD DE LAS PERSONAS

Una prueba que ya habían realizado empresas privadas en el país (Telecom, por caso, con Huawei, en 2019, o Telefónica con Ericsson, en 2017), aunque en este caso con el impulso estatal visible. La idea es que en la muestra, que durará toda la semana, Ericsson, Huawei y Nokia, los tres principales actores mundiales en infraestructura de red, puedan demostrar las capacidades y hacer las primeras experimentaciones en el edificio del organismo.https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.447.1_es.html#goog_1545448300https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.447.1_en.html#goog_237427820about:blankAds by

El titular del Enacom, Claudio Ambrosini, junto a Sergio Massa en la apertura oficial de la muestra 5G
El titular del Enacom, Claudio Ambrosini, junto a Sergio Massa en la apertura oficial de la muestra 5G

No es un reemplazo directo del 4G

En términos de impacto, el 5G todavía demanda muchas inversiones para cumplir sus múltiples promesas. No será una tecnología que reemplace al 4G, aunque sí la reforzará de dos maneras: mejorará hasta 10 o 20 veces la cantidad de datos que pueden llegar a nuestro teléfono, y disminuirá al máximo la latencia (el retraso, dentro de una red, entre que un dispositivo envía una orden y recibe la respuesta), para evitar que haya demoras o conflictos en la conexión.

Esto podría ser clave en el gran anclaje que tendrá este tipo de conectividad: no tanto darle conexión a personas, sino a objetos: los ejemplos de aprovechamiento de la latencia mínima van desde algo tan pedestre como streaming de videojuegos hasta una telecirugía hecha del otro lado del planeta, pasando por el auto autónomo que recibe al instante toda la información que necesita para no chocar. La clave será equipos “siempre conectados” (como si fuera a la electricidad) que podrían aprovechar el procesamiento de la nube y tomar decisiones. Sin demoras y, sobre todo, sin saturar las redes 4G: una antena 5G está preparada para darle servicio a muchísimos más dispositivos que una de 4G, algo clave para un futuro que se sueña con casas y ciudades inteligentes.

Mientras el mundo ya avanzó con estándares definidos, con ofertas comerciales en la calle, con teléfonos que ya no necesitan ser de alta gama; hoy el 30 por ciento del planeta ya tiene acceso a redes 5G, que comenzaron a operar entre 2019 y 2020; para 2024 calculan que habrá 2000 millones de líneas usando esta tecnología (no todas ellas serán teléfonos).

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también estuvo presente
El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también estuvo presente

En la Argentina ya hay 10 antenas que irradian señal 5G, que activó Personal en las ciudades de Buenos Aires y Rosario. Como no hay asignación de espectro (es decir, el Gobierno no licitó todavía las frecuencias necesarias para que las operadoras ofrezcan un servicio de 5G puro), utiliza la tecnología DSS (Dynamic Spectrum Sharing), en la que se transmite un servicio 5G usando las mismas frecuencias que el 4G.

En algún momento habrá una red 5G completamente independiente en un espectro asignado. Para ello, vendrá otro dilema: para usar esas bandas, habrá que desocuparlas, y antes ver qué hay allí, en la zona cercana a los 2,6 GHz; y luego, por supuesto, ver si los operadores están interesados en participar de la subasta e invertir grandes sumas de dinero para su despliegue.

En 2014, cuando se licitaron las frecuencias iniciales de 4G, hubo ofertas por 2200 millones de dólares (aunque el monto final recaudado fue menor), y luego hubo inversiones en equipamiento que debieron hacer las compañías para cumplir con el despliegue prometido.

Por eso es que lo del Enacom de esta semana es un poco menos que el comienzo. Habrá otros desafíos: las frecuencias altas -grandes candidatas al 5G- tienen la característica de proveer grandes anchos de banda pero a cortas distancias y con limitaciones a la hora de dar buena calidad de servicio en zonas de edificaciones. Lo cual será otro gran desafío en términos de densidad de antenas y su despliegue: el 5G “ideal” usa muchas más antenas que el 4G, y ese es un tema ríspido en el país.

Con mucho apoyo interno del gobierno

Además del presidente del Enacom, Claudio Ambrosini, estuvieron el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; los ministros Mario Meoni Nicolás Trotta; la titular de AySA, Malena Galmarini; y diversos funcionarios y funcionarias nacionales.

“La 5G amplía el terreno de una forma exponencial, es un gran avance para la industria, la agricultura y el Internet de las cosas. El 4G y 5G van a convivir mientras el futuro llega. Nos va a permitir estudiar mejor, tener una mejor industrialización y gestionar y gobernar mejor”, señaló Claudio Ambrosini, el titular de Enacom.

A su turno, Sergio Massa agradeció a las empresas TIC y a embajadores presentes, al tiempo que destacó la importancia de poner en la agenda de la Argentina la máxima tecnología que existe hoy en materia de comunicaciones. “La tecnología y el conocimiento han cambiado el significado de las cosas y las formas de vida cotidiana, lo cual les impone a las empresas inversión intensiva y renovación, y a los Estados, reglas que permitan accesibilidad a la gente y certidumbre para las empresas a la hora de llevar adelante esas inversiones intensivas”, sostuvo el presidente de la Cámara de Diputados. “Es necesaria una política regulatoria, pero también un Estado facilitando a las empresas el desarrollo del tendido de la red. Necesitamos que nos ayuden a dar un salto al siglo XXI para que los jóvenes puedan aprovechar el capital humano y apropiarse de las nuevas tecnologías. Y también se necesitan reglas estatales claras para el desarrollo económico de la Argentina”, concluyó Massa.

Mientras, Santiago Cafiero dijo que “reducir la brecha digital es un mandato de nuestro Presidente y también lo es avanzar en las nuevas tecnologías, algo que fija Enacom como parte de las políticas a implementar. Ampliar la red tiene que tener la misma energía que resolver las nuevas capacidades tecnológicas. Hay una visión de país que tiene que ver con fundarse como un espacio de inclusión y ampliación de derechos, en este caso, en el ámbito digital”, reflexionó el jefe de Gabinete.FLUENCYBANK: LA BASE DE DATOS PARA ESTUDIAR LA TARTAMUDEZ QUE AYUDA A SIRI A ENTENDERNOS MEJOR

Para el Enacom, “este acontecimiento marca un hito en la articulación entre el sector público y el privado, y refuerza el camino emprendido por el Estado nacional para reducir la brecha digital y consolidar el crecimiento económico con desarrollo”.

Fuente: La Nación

0 0 votes
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments